Residentes se quejan de invasión de cucarachas


Muchos de los habitantes en el complejo residencial Casa Grande en Pomona, dicen vivir infestados de cucarachas durante varios años y han entablado una demanda.

Según ellos, están siendo obligados a convivir con cucarachas en la ropa y la comida. También dicen que la plaga se les ha subido hasta el cuerpo y el cabello.

Ana Mendoza, residente del complejo, dice que no puede hacer nada sin temer a que las cucarachas se le acerquen.

“Donde yo duermo se me suben a la cabeza, le digo a mi esposo no me dejan dormir. Apenas cocine y a los cinco minutos la cucaracha proboó la comida,” dijo Mendoza.

Residentes se quejan de invasión de cucarachas

Pero las cucarachas no son el único problema en el lugar. Los apartamentos también muestran cantidades de moho en los baños.

En el año 2014, el Departamento de Salud comenzó a investigar al dueño por una infestación de cucarachas, chinches, y problemas de plomería.

Otra inquilina dijo que continuamente tienen problemas de plomería en el baño, lo cual hace que salgan aguas negras.

Los demandantes también señalaron que mujeres embarazadas se han visto obligadas a dormir en el patio para evitar el contacto con los químicos utilizados para matar los insectos.

La demanda de 39 páginas, señala que los inquilinos se quejaban de las presuntas condiciones que sufrían represalias por ser de bajos recursos y temían que los desalojaran si llegaban a quejarse.

Mientras unos se quejan, otros dicen no tener problemas con plagas.

Lorena Flores, dice que ha vivido en el lugar por varios años y para ella, todo está bien.

“Yo estoy viviendo aquí desde hace cuatro años y no tengo problemas con las cucarachas,” dijo Flores.

El dueño del complejo residencial no ha respondido a las acusaciones, dicen, pero la demanda civil busca una compensación monetaria por daños punitivos y una restitución del valor de la renta que ha pagado en los últimos años.

Fuente noticia: telemundo